[Documental] Las YPJ contadas por ellas mismas — Rojava Azadi Madrid

En 2012 se creaban las YPJ (Unidades de Protección de la Mujer-Yekîneyên Parastina Jîne) compuestas por unas 10.000 mujeres combatientes. La imagen de mujeres portando AK-47 impactó en el mundo, lo que impulsó el interés por la revolución antipatriarcal y de democracia comunalista y asamblearia que se estaba llevando a cabo en el Kurdistán Sirio, Rojava. Junto […]

a través de [Documental] Las YPJ contadas por ellas mismas — Rojava Azadi Madrid

Publicado en te recomiendo . . . | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Imagina la anarquía – artículo

revolHoy, con la revolución asamblearia a plena marcha en Rojava (norte de Siria) es un buen momento para volver a publicar el texto de un panfleto que escribí a mediados de 2008, y que se movió bastante en papel y por las redes. Era un momento de efervescencia asamblearia en mi ciudad. Seguramente ahora lo modificaría bastante, pero tiene su valor dejarlo tal cual se publicó, es un poco el reflejo de esa época más combativa, antes de un ligero bajón, que duró hasta las inesperadas y potentísimas acampadas del 15-M en 2011. En esto de la lucha social hay altibajos, flujos y reflujos, si hiciéramos un gráfico de actividades de grupos de base (asamblearios, autogestionados) tendría forma de sierra. (Esto daría para otro artículo). Este panfleto se sacó en un momento en que los movimientos de base estaban bien vivos y dejándose ver en la calle, hasta el punto de casi doblegar al ayuntamiento con su subida de tasas municipales. Aquí tenéis el artículo sin más, como reflejo de una época, pero también y con las ideas que expresa que son y seguirán siendo muy válidas (y más ahora con la revolución asamblearia Siria-kurda bien asentada y creciendo).

 

IMAGINA LA ANARQUÍA

- Imagínate una Salamanca en la que los barrios se gestionaran solos mediante las asambleas de vecinos, sin políticos, y la federación de los barrios tomara las decisiones globales de la ciudad. La política estaría organizada de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo como hoy en día, y las decisiones de la federación deberían ratificarse en cada asamblea barrial. Sin políticos y sin que nadie viviera exclusivamente de ello.

- Imagínate una economía en que las empresas no fueran de ningún patrón, sino que fueran gestionadas por los trabajadores. Los dueños de los negocios, de las fábricas, de los talleres, de la maquinaria,… serían los mismos trabajadores, y el que ahora es el empresario será uno más en la asamblea, trabajando y compartiendo los beneficios y las penas.

- Imagínate una sociedad sin cárceles, ni jueces ni policías. Sin privilegios no habría delitos (o al menos no se darían la inmensa mayoría de ellos). Aun así cuando hicieran falta se formarían tribunales populares, formados por gente del entorno del delincuente y de la víctima si la hubiera, y lo juzgarían buscando su reinserción. En caso de algunos enfermos mentales como violadores o sicópatas peligrosos se crearían centros donde serían recluidos y cuidados hasta que hiciera falta. Pero en ningún caso, nunca, se metería a nadie en esas tumbas en vida que sólo destrozan al ser humano y lo envilecen, como son las cárceles.

- Imagínate que las personas no recibiesen según hubieran trabajado más o menos (que ya estaría muy bien, sin nadie que viviera de las rentas) sino que cada uno recibiera según su necesidad y que cada uno hiciera lo que pudiera. No habría paro porque los parados se repartirían entre las empresas. Por lo tanto habría que dedicar muy pocas horas a trabajar. Y no existirían ricos ni pobres, sino iguales.

- Imagínate una sociedad en la que nadie pudiera tener más de lo que necesitara. Nadie podría acumular casas, o negocios, o tierras, solo podrían tener lo que trabajaran o usaran. Esta norma favorece a los pobres, a la mayoría de los currelas, porque se hacen dueños y gestores colectivos del sitio donde trabajan, del sitio donde viven,… y es negativa para los ricos porque pierden sus privilegios y se deben conformar con ser dueños, sólo, de lo que puedan trabajar. Se acabaría el vivir de los demás.

- Imagínate, en resumen, que no haya gente que viva de dirigir la vida de los otros (políticos), ni de “gestionar” (empresarios), ni de juzgar al prójimo (jueces), ni de reprimir (policías), ni cientos de trabajos inútiles que sólo existen para que una minoría domine a la mayor parte del pueblo, pues todas esas cosas las haría el pueblo mediante asambleas barriales y voluntarios.

¿Te lo has imaginado?

Pues eso es una sociedad anarquista, eso es la anarquía. No habría ricos, ni pobres, desaparecería la destrucción ecológica que provoca la codicia de unos pocos y podríamos esforzarnos en recuperar la armonía con la naturaleza. Asumiríamos el protagonismo de nuestras vidas. No decimos que sea la sociedad perfecta, pero estamos convencidos de que funcionará, como mínimo, tan bien como la que tenemos hoy día. Y desde luego será mil veces mas justa.

En estos días estamos asistiendo a la aparición de un movimiento vecinal muy fuerte en Salamanca, que lucha para que las empresas no hagan lo que les dé la gana (antenas de telefonía móvil por ejemplo) y por que los políticos no nos roben (subida de tasas por ejemplo). Nosotras los anarquistas aspiramos a dar un paso mas allá, queremos que el pueblo, los barrios, tomen el control de la sociedad. No es cierto que hagan falta los políticos o los empresarios, aunque nos lo intenten hacer creer desesperadamente. No queremos nada público ni privado, sino que todo sea autogestionado. Para lograr una sociedad anarquista debe darse, en primer lugar, un fuerte movimiento vecinal, un hábito de los ciudadanos a asociarse, a hablar, a tomar decisiones en asamblea, a tener espíritu crítico en general. Pero también hace falta que la ciudadanía sea consciente de que es posible y necesaria una sociedad anarquista, que es lo que pretende este panfleto.

Hay que tener una visión global, mundial, pues así lo requieren estos tiempos que vivimos. Hay que pensar globalmente y actuar localmente. Es necesario que los pueblos nos organicemos y coordinemos con otros pueblos que aspiran a lo mismo. Estas ideas no son sólo pensadas por “cuatro gatos”. Aunque los medios de comunicación traten de acallarlo, aparecen por todo el mundo movimientos populares que crean cooperativas, centros sociales, luchan contra la destrucción de la naturaleza, contra las empresas, contra las guerras,… todos organizados horizontalmente. Esta lucha nueva a nivel mundial, que año tras año aumenta y se organiza, aspira a crear una sociedad libre durante el siglo XXI. Lucha por la anarquía que es nueva porque renace, pero que es tan vieja como viejas son las jerarquías y los estados, que aparecieron hace tan sólo 6.000 años y desde entonces no nos dejan “en paz”.

Actualmente los anarquistas en Salamanca creamos cooperativas agroecológicas, llevamos centros sociales y culturales (okupados o no), anarcosindicalismo, grupos juveniles y de afinidad, distribuidoras,.. sumando más de diez organizaciones, muchas de las cuales hace cinco años no existían.

Por todo lo dicho, compañero y compañera, ¡SALUD, LIBERTAD Y VIVA LA ANARQUÍA!

Lo que has leído es mi visión particular de la futura sociedad libertaria o anarquista. Porque hay diferentes maneras de plantear la anarquía, aunque todas tienen algo en común: la búsqueda de la felicidad del ser humano, mediante la ausencia de jerarquías y la autogestión popular, la igualdad y la libertad.

Publicado en artículos | 1 Comentario

juego Dune – Elige tu propia aventura

tuono-clam-2Aquí tenéis recién salido del horno mi segundo juego programado con el motor Adventure Game Studio, una aventura basada en la novela de ciencia-ficción Dune, de Frank Herbert. Los gráficos están extraídos del juego del 92 Dune, y de la peli del 84.

Tiene muchos finales de muerte, cinco finales intermedios y dos finales de éxito (uno autoritario y otro anti autoritario). Es un juego ágil, rapidito, pensado para jugar muchas veces buscando un final mejor, como las novelas de Elige tu propia aventura ¿las recuerdas? Mi intención era que desde la pantalla final el juego te enviara a la primera para volver a jugar, pero no he conseguido que se reiniciaran todas las opciones asi que… cada partida tendrás que cerrar y abrir el juego. Qué le vamos a hacer, pa la próxima cuidaré este detalle. Por lo demás creo que me ha quedado un juego muy pulido, corto pero divertido e intenso.

Me lo he pasado muy bien programándolo, he disfrutado ese placer de hacer algo que es difícil, pero que está dentro de tus posibilidades (lo que algunos llaman zona de flujo). Y además, por añadidura, ahora tengo el placer de poder compartirlo con vosotras. ¡Zas!

Para bajarlo (gratis), pulsa aquí. Está comprimido en rar, y lo he tenido que colgar de Mediafire porque WordPress, por lo que sea, no me deja subirlo (¡punto negativo, wordpress! 😛 )

COMENTA TU “EXPERIENCIA DUNE”

Por favor, si encontráis bugs (fallos), si os gusta, si os atascáis, si os parece muy fácil o muy difícil (qué complicado es graduar la dificultad…); si os gustó la novela, o el juego, o la peli ¡o lo que sea!, comentadlo. Pronto colgaré una guía para que nadie se quede atascado. ¡Disfrutadlo! Y leed la novela, que es genial (lo mismo un día hago un Top ten de novelas; ya os adelanto que Dune entrará 🙂 ).

Publicado en Dune - Elige tu propia aventura, juegos | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Las claves de una gran historia

Muy inspirador. Es escucharlo y sentir unas ganas irreprimibles de ponerse a escribir, ¿verdad?

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El poder del anarquismo

Artículo publicado originalmente en Alasbarricadas.  acrato

Autor: Acratosaurio Rex

Cuando me comentan que el anarquismo y el anarcosindicalismo, no son lo que eran, yo me quedo sorprendido… ¿Cómo que no? Cierto que hace la tira de años tenía mucha más influencia. Cierto que hubo una guerra que perdimos, y quedamos con muy poquita gente. Cierto que el autoritarismo se hizo fuerte… Pero el anarquismo sigue siendo el mismo que era, y su existencia y la de sindicatos, grupos, colectivos, ateneos…, adscritos a su filosofía, es de suma importancia para el cambio social, y explico por qué.

En 1951 Solomón Asch, un psicólogo social realizó un célebre experimento. Se mostraba a un grupo de sujetos una tarjeta con unas líneas de diferente longitud, y se les preguntaba cuál era la más larga, o corta con respecto a otra línea que servía de referencia. Lo mismo hizo con figuras, tamaños, colores… Todos los participantes, que en realidad eran cómplices de Asch, daban la misma respuesta errónea. El último en responder, que era el cobaya, veía claramente cuál era la respuesta correcta. Era imposible no darse cuenta de ello. Pero en un 36% de los casos respondía lo mismo que los otros, dejándose llevar por la presión del grupo. Y el resto, se mostraba inquieto por no ser de la misma opinión que los demás. ¿Qué demuestra el experimento? Que una persona puede tomar una decisión completamente errónea a sabiendas, si el grupo tiene una creencia unánime. Ahora bien, en los experimentos de Asch, esta tendencia al conformismo y al dejarse llevar se reducía drásticamente si cualquier otro individuo mostraba disconformidad, aún dando distinta respuesta errónea. Entonces el cobaya podía ponerse terco e insistir en la respuesta correcta.

Este experimento, lo podemos complementar con el de Stanley Milgram, en 1963. Milgram contrata a un actor, le pone unos electrodos, y capta a más de cien cobayas a los que paga unos pavos por hacer lo siguiente: les va poniendo sucesivamente delante de unos mandos con cables que van hacia el actor. Les dice que el experimento trata de comprobar cómo el dolor y el castigo mejoran el aprendizaje. El cobaya tiene que hacer preguntas al actor (lo ve a través de un cristal), y si se equivoca en la respuesta, meterle una descarga eléctrica progresiva que va de, pongamos 40 a 400 voltios. Todo mentira, claro, el actor lo único que hacía era fingir dolor. Bueno, pues la mayor parte de los cobayas, aún mostrando desagrado, nervios o indiferencia, subieron los mandos hasta 300 y 400 voltios, viendo como el actor convulsionaba hasta el desmayo…, simplemente porque un tío con bata blanca y bien afeitado le había dicho que estaba llevándose a cabo un experimento científico, y le pagaba unos dólares.

¿Qué nos demuestran estos experimentos? Pues que la obediencia a la autoridad, puede llevar a personas corrientes a realizar actos execrables. Torturas, asesinatos, robos, quedan justificados si: a) mucha gente los asume; b) si los ordena alguien con poder; c) si hay algún incentivo económico.

Pero, basta con que alguien discrepe fuertemente, basta con que uno desobedezca, para que toda esa pantomima se cuestione. Esa es una parte del experimento de Asch que no se suele conocer. Si alguien niega, los que asumen, los que se conforman, los que obedecen…, se sienten mal, y pueden, tal vez, modificar la maldad de su obediente conducta… O matarte.

Discrepar es duro, es muy jodido, tiene un coste psicológico importante. Pero el conformismo conduce a aberraciones que acaban costando infinitamente más que un enfrentamiento con el grupo. La actitud del anarquista, que reflexiona, que niega la autoridad, que discrepa, que se enfrenta a fuerzas inmensas, que arriesga su libertad, sus recursos, su tiempo y su vida por la libertad personal y colectiva, es la actitud del buen ejemplo, que permite a los demás ver, comprender y disentir. Esa es la aportación del anarquismo, el que fue y el que es, al cambio social.

Publicado en te recomiendo . . . | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Gran Visir Benamisir

momias-modernas

Relatillo originalmente publicado en tres partes en Sttorybox:

-¡Venga, por aquí! Los tres muchachos llegaron a la puerta que protegía las excavaciones.Fonsi se paró frente a ella y se giró mostrándoles triunfante el carnet de su padre, el arqueólogo jefe de la excavación.

-Seguro que nos pilla algún guardia- dijo Mohamed.

-¡Ay! Que cagado eres. No vengas si no quieres- la que habló fue Iris, la chica de clase por la que todos suspiraban.

-¡No tengo miedo! Es solo que si nos cogen nos va a caer una buena.

-No hay guardias de seguridad- dijo Fonsi,- para proteger está la puerta, y la puerta…

Acto seguido de manera teatral pasó la tarjeta por la ranura, luego marcó un número en el tablero, y sonó un breve pitido, acompañado de un clac. Fonsi les miró triunfante, Iris dio saltitos y palmadas de excitación y Mohamed intentó ocultar su miedo poniendo cara seria.

-Está bien- dijo Mohamed- al fin y al cabo si nos cogen tú nos abriste la puerta.

Detrás pasó Iris, mirando para todas las sombras. Allí dentro no había iluminación, pero pronto el foco de la linterna de Fonsi les fue marcando el rumbo.

Andando con cuidado llegaron a la boca del aljibe, y descendieron por las escaleras a la oscuridad de la bóveda. El sonido de las pisadas producía un ruido metálico siniestro al retumbar en la cúpula de piedra.
-¿Dónde vamos?- dijo Iris con voz asustada, cogida de la la mano de Fonsi.
-Esto es el aljibe, donde guardaban la reserva de agua, para resistir asedios, ¿comprendes?
-Éramos muy listos- dijo Mohamed.
-Tú lo has dicho, érais- dijo Fonsi contento de poder insultarle en condiciones.
Llegaron abajo y encontraron una cámara de televisión.
-¿Y eso?
-Lo tienen preparado para grabar mañana, van a mover la losa y nadie sabe qué habrá detrás, ¡mi papá saldrá en la tele y lo verá toda España!
-Bueno, ya hemos visto suficiente, vámonos, hace frío- dijo Iris que efectivamente tiritaba, aunque sólo ella sabía que no era de frío sino de miedo.

-¿Ahora que hemos llegado hasta aquí?- dijo Fonsi tirando de su mano, pero ella se soltó: no pensaba separarse de la fría pero protectora escalera metálica.
-¡Vamos! ¿Quién es ahora la cagada? ¿no ves que tenemos linterna?- le dijo Mohamed, y ella le siguió, cogiéndose ahora de su mano. Fonsi lo vio y por un segundo les miró con un odio infantil. Luego se dio la vuelta y sorteó las cuerdas de la excavación. Los tres llegaron al fondo, donde se encontraba la famosa losa.
-¿Y bien?- dijo Iris, sobrecogida por la vibración de su propia voz.
-Pues dicen que es una tumba, quizá esté llena de oro.
-Y quien querría enterrarse aquí, ¿debajo del agua?- dijo ella.
-Mañana lo veremos. ¿Has visto que sitio ha descubierto mi padre, Iris?
-Es una flipada-dijo ella mirando las altas paredes en tinieblas.
Los tres guardaron silencio unos instantes, sobrecogidos por la oscuridad y el silencio total del aljibe.
-¡Vamos a abrir la losa!- dijo de repente Mohamed.
-¿Estás loco?- dijo Fonsi asustado.

Pensaba que la aventura acababa allí, para él había sido todo un alarde llegar hasta este punto, quitando la tarjeta de la cartera de su padre. De hecho hubiera querido ir sólo con Iris, y quizá haberla besado allí mismo. Ahora el amigo acoplado de Iris se empeñaba en dejarle como un moñas.
-Vaya, ahora se ve quién es el cobarde- dijo Mohamed con desprecio.
Ella les miraba con atención.
-¡Pero que no podemos!- gritó Fonsi irritado- si mañana ven algo roto nos descubrirán.
-Tonterías, ahí tenemos tres palancas. Esto es una fina placa, podemos de sobra. Luego dejamos caer la plancha otra vez y ya está. Todo seguirá igual.
-No sé, nos van a coger- dijo Fonsi asustado.
-Vaya, al final vas a ser tú el gallina-dijo Iris.
-No digas tonterías, el cagado es éste. Venga vamos- dijo y dejó la linterna un poco más arriba, de manera que les enfocara.

Cogieron las palancas. Entre los tres las colocaron en uno de los lados y empujaron con todas sus fuerzas. Al principio costó un poco, parecía que no lo iban a conseguir. Pero cuando ya Fonsi iba a parar para anunciar aliviado que no podían, la losa se movió levemente y las puntas de las palancas entraron en una negra oscuridad de la que salió una ligera nube blanquecina, casi fantasmagórica a la luz de la linterna.
-¡Vamos, haced fuerza!- dijo Mohamed.
Los tres metieron sus dedos y tiraron de la plancha, que con esfuerzo se alzó. Se quedó así, estable en el aire, como si estuviera diseñada para quedarse medio abierta. Lo que encontraron abajo fue decepcionante, al menos para Fonsi, que había escuchado a su padre especular apasionado con decenas de posibilidades. Un simple mosaico con una inscripción en letras árabes.
-¿Vaya, que pondrá?- dijo Iris agachándose.
-Bajo la Mota, una losa- dijo Mohamed, que se había acuclillado también y enfocaba con la linterna las letras.
-¿Que dices??- dijo Fonsi.
-Lo que pone, yo leo árabe, ¿recuerdas?
-Te lo estás inventando- dijo Fonsi.
-¡Quieres callarte y dejarle seguir!- dijo Iris, que miraba como embrujada las enrevesadas letras.
-Bajo la Mota una losa, bajo la losa, una tumba, y bajo la tumba, YO ¡Gran Visir Bena Misir! Cuando leas estas palabras habrá llegado la hora de mi venida. Oíd el resquebrajar de la roca y perded toda esperanza.
Cayó el silencio entre los tres.
-¿Qué quiere decir?- dijo Iris mirando a Mohamed.
-Pues no sé, será una poesía antigua.
Pero Fonsi había escuchado la historia contada con pasión por su padre miles de veces. Era el momento de lucir su sabiduría frente a Iris.
-Escuchad, cuando en 1340 Alfonso XI asedió la ciudad, estaba desesperado porque los musulmanes no terminaban de rendirse. Sospechaba que quizá tenían un túnel por el que se abastecían de comida, y por eso no se rendían. Enfadado prometió demoler la fortaleza y no dejar piedra sobre piedra de la ciudad si tenía que tomarla a las armas. Por suerte finalmente sus habitantes se rindieron. Fue la población la que se rebeló contra sus jefes para salvar sus vidas. Pero el jefe de la fortaleza, seguramente el que está enterrado aquí, se negó a rendirse. Mi padre dice que una de las posibilidades es que se suicidara, o le mataran sus hombres, y que estuviera enterrado aquí.
-¿Y qué significa la inscripción?
-Quién sabe, quizá Ben Amisir creyó que si el rey Alfonso demolía su Alcázar, como había prometido hacer, encontraría su tumba, y por medio de algún poder mágico podría despertar a la vida y … quizá matarlo. Eso es lo que dice la poesía, ¿no?
En ese momento un fuerte temblor movió sus pies, tanto que tuvieron que posar las manos, en cuclillas como estaban, para no caerse. Los tres se miraron aterrorizados cuando empezó a sonar un terrible crujido, como si dos rocas gigantescas fueran restregadas una con la otra. El ruido fue tan fuerte a sus espaldas que los tres se giraron poniéndose de pie. Fonsi enfocó con la linterna una enorme nube que poco a poco fue tomando forma. Pero Mohamed golpeó con la palanca la losa y ésta cayó volviendo a encerrar la nube de polvo.
-¿Habéis visto lo que yo?- dijo Fonsi con voz asustada.
No hacía falta que hablaran, ni tampoco podían. Fonsi recordaba con terror cómo la nube de polvo había tomado la forma de un esqueleto envuelto en telas raídas, con un sable en la mano y dos puntos brillantes en las cuencas de los ojos.
De golpe Iris echó a correr, y los otros dos la siguieron. Subieron atropellándose los escalones metálicos y fuera no pararon de correr hasta abrir la puerta de la excavación y cerrarla. Allí resoplando juntaron sus cabezas.
-¡Vámonos de aquí!- chilló Iris.
-Mañana voy a ver la tele, seguro- dijo Mohamed en un intento de humor que nadie entendió.
-¡No lo entendéis!- gritó Fonsi- ¡Mañana cuando lo abran desatarán al fantasma! Mi padre no es Alfonso XI, pero quizá le mate. Hay que hacer algo.
Los otros dos le miraban sin decir nada, y el miedo era tal en sus rostros que Fonsi entendió que tenía que actuar solo. Pasó la tarjeta por el sensor y volvió a colarse en el castillo.

Diego se acercó asombrado a la losa. Allí reposaba un folio donde alguien había escrito:
“Mejor no lo habráis, ay un fantasma dormido deseando conkistar el mundo”
-¿Quién habrá sido?- dijo indignado el profesor que le acompañaba.
-Olvidémoslo, – dijo Diego, que reconocía la letra de su hijo.- Centrémonos en lo importante. Los periodistas ya están llegando.
-¿Pero cómo lo vamos a olvidar?- dijo el profesor indignado- a ver Paco- gritó al vigilante de seguridad.- Ponnos la grabación de la cámara que enfoca a la tumba, a ver qué pasó anoche.
-De veras no creo que sea necesario…-dijo Diego, pero todos parecían interesados en descubrir quién se había colado anoche para dejar tan estúpido mensaje. Cuando vieron cómo la nube de polvo se convertía en un muerto viviente, el asombro y las llamadas de los periodistas a sus centrales fueron inmediatas. Por desgracia nadie pensó por un momento en no abrir la tumba. ¿Cómo no descubrir por fin un verdadero caso de conexión con la muerte? ¿Cómo no iban a convocar a un fantasma, y probar su existencia por primera vez?

SIETE AÑOS DESPUÉS
Fonsi golpea con su martillo piedras, en la mina de sal, y a cada golpe sus cadenas tintinean recordándole que es un esclavo más del nuevo Sultanato Fantasmagórico. “Mira que lo dije”, repite incesantemente, pero el resto de humanos sometidos no le entienden.

Publicado en relatos cortos | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Vivir la utopía

 

Porque no hace falta autoridad,

porque se puede vivir sin jefes, mediante asambleas,

porque nuestros abuelas lograron liberarse del estado, al menos durante un tiempo,

y porque el Poder hace lo posible para ocultarlo,

por todo ello debo colgar este vídeo: es un deber. No es verdad que hagan falta, no es verdad que siempre haya existido jefe y subordinada. El dinero, la propiedad, las clases, la pobreza, la esclavitud, la guerra, las cárceles, el patriarcado, las religiones con mandamientos y dioses masculinos guerreros, las patrias y las fronteras…. todo esto comenzó hace solo 6.000 años, y sólo en algunos sitios. De hecho hasta hace 500 años en la mayor parte del planeta los humanos vivían en “anarquía primitiva” (sin todo lo dicho antes).

Siempre que una sociedad compleja y jerarquizada decrece lo suficiente termina colapsando y dando lugar a una sociedad horizontal e igualitaria (ha sucedido así muchas veces, hay decenas de casos documentados, España en el 36 es un movimiento hacia esto que no llegó a cuajar). Pero la igualdad social no es sólo una cosa del pasado, en Siria actualmente hay una revolución igualitaria en marcha (más info aquíaquí) En éste documental  podéis ver cómo aquí se vivió sin jerarquía hasta que la guerra y el autoritarismo barrieron la utopía.

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario